Nota de prensa 2 de Octubre

Revuelta de la España Vaciada

LA ESPAÑA VACIADA EXIGE EQUILIBRIO TERRITORIAL CON EL PLAN 100/30/30 EN EL “YO PARO POR MI PUEBLO” DEL 2 DE OCTUBRE

Este Plan considera imprescindible que  todos los pueblos dispongan de internet a una velocidad mínima de 100 Mbps simétricos, estén a un máximo de 30 minutos de viaje para el acceso a servicios básicos y a una distancia no superior a los 30 kilómetros para el acceso a una vía de alta capacidad.

Cada primer sábado de octubre, la España Vaciada evidencia sus reivindicaciones a través de su movilización “Yo paro por mi pueblo”, una acción simbólica con la que buscan enfatizar la necesidad de hacer efectivos los derechos que la Constitución garantiza a todos los ciudadanos sobre el acceso a los servicios básicos, independientemente de dónde residan. Esta acción reivindicativa toma el testigo de las dedicadas a la “defensa de la sanidad pública” y “una sanidad rural digna” llevada a cabo el año pasado, y a la exigencia de un Pacto de Estado Contra la Despoblación, durante 2019, ambas con el objetivo de corregir los desequilibrios territoriales de nuestro país.

De este modo, el próximo 2 de octubre la España Vaciada reivindicará una de las propuestas destacadas del Modelo de Desarrollo, que detalla las 101 medidas que elaboraron entre las plataformas participantes y que presentaron en el Congreso de los Diputados el pasado mes de mayo para comenzar a revertir el desequilibrio territorial y la despoblación: el Plan 100/30/30. Consideran que “es necesario un compromiso de las administraciones para disminuir progresivamente las diferencias existentes en la actualidad entre distintos territorios, garantizando el acceso a la conectividad de banda ancha, a las infraestructuras de alta capacidad y a los servicios básicos para las personas que habitamos las zonas de menor densidad de población”.

¿Qué es el Plan 100/30/30?

El Plan 100/30/30 establece con concreción unos mínimos deseables para comenzar a reducir esa desigualdad, comenzando por la garantía de la conectividad de calidad a internet, exigiendo para ello un ancho de banda mínimo universal de 100 Mbps simétricos, “al que debe poder acceder el cien por cien de la población, independientemente de si es urbana o rural”.

Por otra parte, establecen que para que los habitantes de los territorios de la España Vaciada tengan acceso a los servicios públicos básicos, la distancia  que deben recorrer para llegar a ellos no debe superar los 30 minutos de tiempo. Servicios sanitarios, educativos, sociales, culturales, de ocio o de seguridad ciudadana “son fundamentales para  la igualdad entre ciudadanos y el desarrollo de las comunidades locales; su proximidad es determinante para el mantenimiento de la población en el medio rural”.

Así mismo, establecen en 30 km la distancia máxima para acceder a vías de transporte de alta capacidad, tanto autovías como servicio de ferrocarril, una medida que facilitaría un acceso más rápido a los servicios y fomentaría el desarrollo de estos territorios. Aclaran que, además, de esta forma, “será posible superar el modelo radial de infraestructuras de comunicación terrestre desarrollado en España en las últimas décadas que ha derivado en un país a dos velocidades, aislando nuestros territorios, que quedan alejados de estas conexiones, frente a un sistema mallado de redes de comunicación, que permitiría una verdadera vertebración y desarrollo para todas nuestras localidades”. Para hacer realidad esta medida, “el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, debe priorizar la ejecución de las infraestructuras planteadas en el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, PITVI 2012-2024 en estos territorios, que han paralizado durante años”.

Yo Paro Por Mi Pueblo, denunciando su aislamiento

Desde la Coordinadora de la España Vaciada se ha lanzado una invitación a todas las personas que viven en los territorios que representan para que se hagan eco y participen en la difusión de estas propuestas, con la intención de que las reivindicaciones lleguen a las administraciones. En esta ocasión, la iniciativa busca que se denuncie la situación de aislamiento en redes sociales indicando el tiempo de desplazamiento o la distancia que tienen que recorrer desde sus poblaciones para acceder a servicios básicos, como hospitales, autovías o ferrocarril, centros de educación secundaria,… Las publicaciones irán acompañadas con los hashtags #YoParoPorMiPueblo y #EspañaVaciada.